La palabra de la semana: AISLAMIENTO

La palabra de la semana: PAPÁ NOEL
27 diciembre, 2019
La palabra de la semana: PRESCRIPCIÓN
27 enero, 2020

En traducción uno de los problemas más comunes que nos encontramos es la polisemia de las palabras, es decir, palabras que tienen más de un significado. En muchas ocasiones nos encontraremos con que cada significado tendrá una traducción distinta.

Por esta razón, es muy importante conocer el contexto a la hora de traducir y evitar las traducciones literales, con el fin de que nuestra traducción pueda pasar por un texto original para sus lectores.

Y así es como elegimos aislamiento como nuestra palabra para esta semana.

Si miramos en el DRAE, la entrada de aislamiento tiene distintas acepciones:

1. m. Acción y efecto de aislar.

2. m. Sistema o dispositivo que impide la transmisión de la electricidad, el calor, el sonido, etc.

3. m. Incomunicación, desamparo.

De primeras, puede ser que sea una palabra que nos plantee distintos problemas a la hora de traducir, ya que no queremos que en un texto sobre las propiedades de los materiales y su capacidad de aislar se de a entender que dichos materiales son capaces de desamparar al ser humano.

¿Cómo solucionaríamos este problema con nuestras lenguas de trabajo?

En inglés, encontramos una palabra distinta para cada acepción. Puesto que queremos hablar del sistema que impide la transmisión de electricidad, calor o sonido, usaremos insulation, cuyo equivalente en francés es isolation.

En árabe utilizaremos عازل كهربائي. 

En alemán encontramos que es posible utilizar tanto isolation como isolierung en este contexto.

Es en chino donde nos encontramos el caso más curioso; y es que tenemos que partir de un carácter común que hace referencia a la idea de aislar, para añadir a continuación lo que queremos impedir que se transmita, esto es, electricidad, calor o sonido. De esta forma,  usaremos 隔热 si es un aislamiento para el fuego y 隔音 si es sonoro.