EMCTraducciones en Madrid

¿Qué plazas nos quedan para inglés?
28 septiembre, 2016
I Taller de Traducción Médica (22 y 23 de septiembre de 2016)
2 octubre, 2016

Como muchos de nuestros alumnos y clientes saben, estuvimos unos días por Madrid (los días 21, 22, 23 y 24 de octubre) por trabajo, formación profesional continuada y encuentros con grandes compañeros.

Al llegar a la ciudad después de un duro día de trabajo tanto en la oficina como desde el coche, nos daba la bienvenida con los brazos abiertos María del Carmen, directora del Centro de estudios Butarque, con quien pasamos gran parte de la velada hablando sobre la enseñanza del inglés como lengua extranjera y la casi obligación que tiene el profesor de crear un ambiente relajado y divertido en el que el alumno pueda trabajar fuerte sin darse cuenta de los esfuerzos que va haciendo.

resumen-dia-1A la mañana siguiente quedamos con Gloria Gil, con quien ya habíamos coincidido en línea y en Lenguando, para hablar de talleres y de más enseñanza, entre desayunos americanos y batidos de espinacas que sabían a kiwi. Además, por su experiencia en Balanceo – actividades educativas, Gloria nos fue describiendo un poco cómo es el Madrid que se va de taller un sábado por la mañana y que se preocupa por la educación y el aprendizaje de los más pequeños.

Por la tarde, cambiamos de especialidad al tener la inmensa suerte de por fin coincidir con nuestra compañera de equipo de traducción jurada, Marina, con quien fuimos a darnos un paseo mientras seguíamos hablando de sellos, entregas y experiencias en los países desde los que aprendimos a amar las lenguas con las que trabajamos hoy. Nuestro paseo acabó cerca de un coLenguando con la persiana bajada, pero que pocos minutos después abría nuestro amigo Eduardo, su dueño y creador, para hacérnoslo visitar. Después de descubrir sus dos plantas y de imaginar posibles bibliotecas escondidas en su interior, nuestro anfitrión nos llevó a Martina cocina a probar una cerveza artesana con un trozo de la que parece ser la mejor tarta de zanahoria de Madrid.

resumen-dia-2Al día siguiente, día 22 de septiembre, tocaba acudir al I Taller de Traducción Médica en el Estudio Sampere: la mejor escusa que podríamos haber encontrado para volver a ver a nuestra querida Mercedes Pacheco, y conocer por fin a Pablo Mugüerza, dos de los expertos más importantes en este campo profesional en España. Mercedes, nuestro gran modelo a seguir no solo en lo profesional, sino también en la parte de la traducción que repercute en nuestra vida personal, nos llevó de paseo y a comer sushi cerca de Cibeles. Aunque nuestra conversación siguiera hasta Atocha, llegó la hora de separarnos por unas horas. ¡Y porque el tiempo no nos daba para más! Ya tendremos más ocasiones de volvernos a encontrar y con suerte, quién sabe, podría ser en Murcia. De Atocha, salimos corriendo a por un taxi que nos llevaba a la sede de Cálamo & Cran, en la que nos esperaban Antonio Martín, socio-director, y Álex Herrero, de la editorial Pie de Página. ¡Qué emoción abrir la puerta de Cálamo! Al pasar nos encontramos con esa pared roja, del mismo color que su hormiguita, y su encanto de equipo. Un equipo que cuenta con Patricia, Beatriz, Cristina y Alfonso, y con quienes tuvimos la suerte de intercambiar unas palabras entre vinos, catas de cursos y aperitivo. Pero, como siempre, el encuentro fue demasiado corto. Antes de irnos, nos despedimos de Antonio, quien muy amablemente nos firmó una bonita dedicatoria en el libro de Palabras Mayores que nos llevábamos de vuelta a Cibeles, donde nos esperaba otro gran encuentro.

Una vez en la plaza, y después de casi dos años sin ver a nuestra gran compañera de traducción y amiga, volvimos a encontrarnos con María Jesús Hernández Gil, doctora en Filología Inglesa y grandísima traductora, junto a Juan, él también amante del inglés y del cine, con quienes nos despedimos de este gran día.

Finalmente, el viernes 23 acababa nuestra estancia en Madrid tras la segunda jornada del taller (os lo contaremos todo próximamente en el blog), con un breve saludo a los ponentes antes de coger el coche que nos llevaba de vuelta a nuestros quehaceres murcianos.

Aprovechamos este pequeño resumen para mandarles un fuerte abrazo a todos nuestros amigos y compañeros de Madrid, que cada vez que los encontramos, hacen que se multiplique por dos la pasión que sentimos por nuestro trabajo.