I Taller de Traducción Médica (22 y 23 de septiembre de 2016)

EMCTraducciones en Madrid
29 septiembre, 2016
Convocatoria de diciembre de 2016: examen de FCE
13 octubre, 2016

A lo largo del verano, estuve pensando en cómo volver a coincidir con nuestra amiga, Mercedes, así que los pasados días 22 y 23 de septiembre nos autoregalamos el poder asistir al I Taller de Traducción Médica impartido por Mercedes Pacheco y Pablo Mugüerza en el Estudio Sampere, situado en el número 83 de la calle Don Ramón de la Cruz en Madrid.

El taller empezaba el jueves a las 9:30 y terminaba sobre las 13:30 horas del viernes, pero pese a sus ochos horas de duración, no cabe duda de que el tiempo que los ponentes compartieron con nosotros, se nos hiciera demasiado corto a todos los que nos reunimos allí para hablar de traducción médica. Todos acudimos a las jornadas con ganas de volver a ver a nuestros modelos en la profesión, así como de conocer a nuevos compañeros que comparten con nosotros el afán de mejora en su actividad profesional como traductores médicos.

Pablo Mugüerza tomó las riendas del primer día del taller y compartió con nosotros su saber hacer traductológico y médico, así como sus dudas más lingüísticas. Nos dio recomendaciones para lidiar con abreviaturas y acrónimos, así como para traducir otros tipos de segmentos y palabras típicas del sector. También hizo hincapié en la importancia de que cada traductor crease y encontrase su propio estilo a la hora de traducir, siempre y cuando justifique las decisiones tomadas, sea riguroso en su toma de decisiones y mantenga la consistencia en toda su traducción o conjunto de traducciones relativas a una misma especialidad médica o tipo de texto médico.

Esta primera parte resultó muy interesante para todos los asistentes. A algunos nos permitió reafirmar decisiones tomadas en nuestro día a día profesional, mientras que a otros les iba avisando acerca de los segmentos más problemáticos que podrían encontrar en su vida profesional, así como de los errores que podrían cometer al pegarse demasiado al texto original. Entre sus consejos, destacó la importancia de eliminar todas aquellas palabras innecesarias en español, lo que supone para nosotros naturalizar el texto y hacerlo más español a la vez que se sigue diciendo lo mismo que en inglés, adaptándolo así a un contexto sociocultural y a un lector español de la península con un sistema de salud que se expresa de un modo distinto al del anglosajón.

A las 13:30 horas, cuando terminó la primera jornada, tuve la grandísima suerte de dar un paseo con Mercedes y seguir hablando del taller con una sopa de miso sobre la mesa. Mercedes, muy preocupada, decía que tenía que cambiar un pelín la dificultad que presentaban los segmentos que íbamos a ver al día siguiente en su ponencia, ya que el perfil de los asistentes era demasiado variado como para tratar la traducción médica desde un mismo nivel profesional.

taller-de-traduccion-medica-con-mercedes-pachecho

Al día siguiente, el segundo día de taller empezó con Mercedes reafirmando lo que siempre me dice: « ¡Claro que se puede vivir de la traducción médica! ». Seguidamente, nos habló de lo que se entiende por medicina y traducción médica, nos presentó abreviaturas, acrónimos, vocablos y falsos amigos con los que llevar cuidado en nuestro trabajo, y nos recordó la importancia que tiene la investigación en las primeras fases de nuestra traducción médica, lo cual justifica el menor número de palabras traducidas los primeros días de trabajo en proyectos de traducción especializada. Después nos dio, junto con Pablo, herramientas de trabajo y recursos como pueden ser el Diccionario de Términos Médicos (DTM) de la Real Academia Nacional de Medicina, que ya utilizamos algunos, o plataformas como Cosnautas, así como otros diccionarios y bases de datos terminológicas en línea. Luego, apurando el tiempo restante al máximo, entre Pablo y Mercedes, nos plantearon segmentos aparentemente fáciles de traducir para invitar a los asistentes a debatir sobre distintas posibilidades con el fin de conseguir la mejor traducción posible. En este debate todos, asistentes y ponentes, tuvimos la oportunidad de poner en común ideas, versiones y estilos diferentes para cada segmento, como puede ser el siguiente:

Original en inglés:

All monkeys survived to scheduled sacrificed.

Traducción final en español:

Todos los monos fueron sacrificados cuando estaba previsto.

 

Tras semejante segmento, Mercedes y Pablo tuvieron el gran detalle de sortear libros y suscripciones a recursos en línea de gran utilidad para los asistentes. Y poco después nos despedíamos corriendo para evitar los atascos de la capital pero con la esperanza de volver a encontrarnos pronto para volver a hablar de esta gran especialidad traductológica que, según los ponentes, sigue ofreciendo grandes oportunidades laborales para aquellos traductores que se dedican a ella en cuerpo y alma y que, con mucho ahínco y pasión, ofrecen un trabajo de gran calidad.